COTORRA
viernes 12 de julio de 2019
Todo lo que se dice aquí es mentira.
Facebook Twitter RSS
1211 lectores
Última actualización: 16:00
Entre corchos y uvas

Último momento: la ministra Patricia Bullrich habría recuperados dos nietos más

"Descorchemos, descorchemos, sobran motivos para festejar", grita a menudo "La Piba", alejada de las cuestiones calientes sobre el delito y el narcotráfico.

"La política argentina da para todo", se oyó decir, a un avezado observador de la realidad nacional. Leía, en un matutino sentado en un bar, que al no poder resolver los innumerables problemas vinculados a la inseguriad, la ministra nacional de Cambiemos Patricia "La Piba" Bullrich ahora se dedicaría a ayudar en causas de derechos humanos.

Y por eso, luego de pegarle algunos tubazos a la presidenta de Abuelas de Plaza da Mayo, Estela Barnes de Carlotto -quien la atendió a desgano-, puso manos a la obra y habrìa logardo recuperar a dos nuevos nietos.

- "Me llamó muy enérgica, parecía beoda, no les puedo asegurar ni no había bebido en exceso", se limitó a decir Carlotto, quien tomaba el té junto a amigas en una coqueta confitería de La Plata. 

Lo cierto es que Bullrich pareció kirchnerizarse y volvar sus energías en menesteres vinculados a la reparación histórica por delitos de lesa humanidad. "Está chocha, siente que le sirve a la sociedad. Toma vinos dos veces por semana y después se pone el overol y empieza a vincularse con organizaciones de DDHH", le dijo a COTORRA un colaborador.

"Descorchemos, descorchemos, sobran motivos para festejar", grita, a menudo, en su despacho mientras deja de lado cuestiones candentes sobre el flagelo que azota a la sociedad. 

Comente esta nota

Raulina Pérez
Raulina es una modelo oriunda de Benito Juárez pero radicada en La Plata. Sueña con ser diputada nacional para poder justificar su abultado patrimonio económico. Seguramente lo va a lograr.
Pura "causalidad"
Por Fernando Rocchia, especial para NOVA.