COTORRA
jueves 21 de noviembre de 2019
Todo lo que se dice aquí es mentira.
Facebook Twitter RSS
151 lectores
Última actualización: 22:17
Una cosa de locos

Insólito hallazgo: el "pitolagarto" es argentino y votará a Scioli

Un engendro extraño, que sería utilizado con fines proselitistas para fortalecer el caudal de votos del FPV.

Parece mentira pero es real: científicos del NOA argentino descubrieron en unas ruinas de la provincia de Salta a un raro espécimen de lagarto, que tiene como particularidad un formato de pene y dos pies que según comentaron a Cotorra fuentes del Instituto de Animales Extraños Argentinos (IAEA), calza “más de 43”.

Atónitos, los especialistas se encontraron con la curiosidad aunque en realidad estaban rastreando en la cordillera salteña animales prehistóricos de la era mesozoica.”Lo más increíble es que junto al engendro, había un cartel naranja que decía `Scioli para la victoria, acompañado con una foto del Chino Zannini con los dedos en V`; se ve que está a al tanto de las movidas electorales”, explicaron en el más estricto off.

Por estas horas, mientras evalúan el origen de la rara especie, desde el instituto lanzaron un concurso para bautizarlo. Por el momento el nombre que más votos cosechó es: “Pitolagarto”, aunque no se descarta que en las próximas horas haya novedades al respecto.

Mientras avanzan los estudios se especula si el bicho podría servir para reforzar la campaña electoral del kirchnerismo. “Lo podemos traer a Buenos Aires y hay gente que puede inclinarse hacia nosotros, sobre todo las mujeres y algunos indecisos”, precisaron armadores regionales.

No hay certeza de qué impacto provocará la posible extradición del engendro. No descartan que sea incluido en las caravanas que el sciolismo idea para conseguir votos en poblados inhóspitos. 

Comente esta nota

Raulina Pérez
Raulina es una modelo oriunda de Benito Juárez pero radicada en La Plata. Sueña con ser diputada nacional para poder justificar su abultado patrimonio económico. Seguramente lo va a lograr.
Inferiores
Por Fernando Rocchia, especial para NOVA.